Factores de riesgo de la osteoporosis

¿Cuál es la "causa" de un caso concreto de osteoporosis? Por extraño que parezca, no hay respuesta a esta pregunta.

Los expertos médicos hablan de "factores de riesgo" de la osteoporosis (y en realidad para muchas enfermedades). Quien tiene uno de estos factores de riesgo, tiene mayor riesgo de sufrir osteoporosis, pero no es seguro que desarrolle la enfermedad. Puede suceder que una persona con muchos factores de riesgo no vea un descenso sustancial de su densidad ósea.

Podemos dividir los factores entre los que no se pueden controlar y los que son susceptibles de que se pueda ejercer cierta influencia sobre ellos.

Factores que no se pueden controlar

Edad – A medida que cumplimos años más susceptibles somos a la osteoporosis, que es una enfermedad progresiva. La densidad ósea va disminuyendo hasta llegar a la osteoporosis propiamente dicha.

Sexo – Las mujeres tienen mayor propensión a la osteoporosis, aunque los hombres también pueden padecerla.

Factores hereditarios – Va por familias. Individuos cuyos padres la han sufrido tienen más propensión a desarrollar osteoporosis. Además, las personas muy delgadas – personas con huesos muy pequeños – tienen un riesgo mayor. El tamaño de los huesos es principalmente hereditario, aunque puede estar influido por una malnutrición infantil.

Problemas de salud, incluyendo desarreglos hormonales, la enfermedad de Cushing, el hiperparatiroidismo (demasiada hormona paratiroidea), o problemas digestivos y de absorción de nutrientes (la enfermedad de Crohn, la celiaquía) que también son factores de riesgo. Las anomalías de la tiroides que producen hipertiroidismo o hipotiroidismo (demasiada o poca hormona) son factores de riesgo.

La parálisis de miembros incrementa sustancialmente el riesgo ya que los huesos no se tensionan. Muchas personas en silla de ruedas desarrollan osteoporosis en el fémur. Se puede considerar esto como un caso extremo de sedentarismo – poca actividad y poco ejercicio físico son un riesgo.

Factores de riesgo ligados al estilo de vida y comportamiento

El alcohol, e incluso la cafeína incrementan el riesgo de osteoporosis. La cafeína tiene un efecto pequeño, pero se ha documentado. El consumo de cafeína aparentemente incrementa el riesgo de osteoporosis ralentizando la dispersión de los osteoblastos. Unos investigadores chinos han desarrollado la hipótesis de que son las células madre mesenquimales derivadas de la médula ósea (BMSCs) – que son las predecesoras de los osteoblastos – las que son más sensibles a la cafeína. El alcohol tiene algunos beneficios consumido con moderación, pero también tiene efectos sistémicos e incrementa las tasas de muchas enfermedades. De todas formas, un estudio reciente de la Oregon State University sugiere que un consumo moderado de alcohol puede ralentizar la velocidad de la renovación ósea y reducir el riesgo de fracturas en mujeres.

TabacoVer aquí.

Desórdenes alimenticios como la bulimia o anorexia incrementan el riesgo por la reducción de nutrientes que entran al flujo sanguíneo.

La dieta es probablemente un factor de riesgo menor. No está claro el efecto que la dieta pueda tener en el incremento de riesgo de osteoporosis en personas que fueran sanas. Realmente una baja ingesta de calcio durante años parece ser importante. Deficiencias durante la infancia y la adolescencia parecen especialmente dañinas y pueden resultar en el desarrollo de osteoporosis más adelante.  Hay quien dice que las dietas Atkins o Paleo incrementan el riesgo de osteoporosis, pero no hay muchas evidencias de esto.

Pasarse la vida incrustado en el sofá es un factor de riesgo. Si no se hace suficiente ejercicio físico las probabilidades de tener huesos frágiles aumentan. De hecho se recomienda el ejercicio físico para prevenir la osteoporosis, o al menos para reducir la probabilidad de padecerla. Aunque las personas obesas tienen un menor riesgo de osteoporosis que las muy delgadas.

La pérdida rápida de peso puede suponer un riesgo. El problema está en que no se pierde sólo grasa o tejido graso. También se pierde músculo y hueso. Los anoréxicos también tienden a tener tasas altas de osteoporosis.

Algunos medicamentos causan la pérdida de hueso en sus efectos secundarios y su uso puede aumentar el riesgo de osteoporosis. Los corticoesteroides – ampliamente utilizados para inflamaciones – pueden conllevar una pérdida de hueso si se usan durante periodos prolongados. Los inhibidores de bomba de protones para la pirosis (reflujo ácido) y los inhibidores de aromatasa para el cáncer también incluyen la pérdida de hueso entre sus efectos secundarios.

UpToDate.com tiene una buena página sobre los factores de riesgo en: http://www.uptodate.com/contents/patient-information-osteoporosis-prevention-and-treatment

Y el gobierno norteamericano (National Intitute of Health) tiene un buen video sobre los factores de riesgo de la osteoporosis en este enlace:

http://nihseniorhealth.gov/osteoporosis/riskfactors/video/osteo2_na_intro.html

boneporosis logo

Realidades de la osteoporosis

1) Los huesos débiles y los huesos delgados tienen más facilidad para fracturarse.

2) Los huesos se debilitan con la edad. Esto se puede combatir con ejercicio físico.

3) Las pruebas de densidad ósea son rápidas e indoloras. Siga las recomendaciones de su médico.

4) Tanto hombres como mujeres pueden sufrir osteoporosis

5) Es una enfermedad silenciosa y no se percibe hasta que se hace una prueba o hay una fractura

Get in Touch

  • Phone:
    (512) 394 4590
  • Email:
    info - at - statinanswers.com
  • Address:
    Latina Health Project< br /> 2400 Cedar Bend Dr, Suite 400
    Austin, TX 78758