Hombres y Osteoporosis

La osteoporosis es considerada con frecuencia una enfermedad de mujeres incluso entre los profesionales de la salud. Sin embargo, muchos hombres también la padecen. Se estima que 2 millones de hombres en los Estados Unidos tienen osteoporosis. Varios millones más tienen osteopenia o se cree que están en riesgo de desarrollar osteoporosis. Los expertos estiman que un hombre de 60 años tiene cerca del 25% de probabilidad de tener una fractura ósea alguna vez en su vida. Las fracturas de cadera y vértebras se dan en los varones de edad avanzada con una frecuencia de 1/3 comparado con las mujeres. Uno de cada seis hombres ha padecido fractura de cadera. La tasa de mortalidad para personas de más de 75 años de edad que han sufrido fracturas de cadera es más alta en hombres que en mujeres.

A medida que los hombres envejecen, pueden perder del 20 al 30% de su masa ósea, con una mayor duración en la parte cortical de los huesos que en la trabecular. Tanto los estrógenos como los andrógenos influyen en la densidad ósea y tan pronto como los niveles de estas hormonas se alteran con la edad, sobreviene la desmineralización ósea. Niveles más altos de estrógenos son asociados con mayor densidad ósea en los hombres, sin importar los niveles de andrógenos. Los niveles de testosterona (un andrógeno) declinan con la edad, sin embargo los estudios difieren sobre si esta disminución está o no asociada con la reducción de la densidad ósea.

La obesidad un factor de riesgo conocido para la osteoporosis, nuevos hallazgos han demostrado que la grasa abdominal –el tipo más habitual de sobrepeso en los hombres- es particularmente perjudicial a la hora de aumentar el riesgo de padecer osteoporosis. Investigadores de Harvard Medical School descubrieron que la obesidad visceral (obesidad en el vientre profundo) es el peor tipo de grasa en el cuerpo, ya que aumenta el riesgo de sufrir tanto enfermedades cardíacas como  osteoporosis.

Uno de los obstáculos es el diagnóstico. Las mujeres están más predispuestas a realizarse exámenes de densidad ósea que los hombres. Los médicos a menudo no diagnostican la osteoporosis en los hombres hasta que al paciente le sobreviene dolor, a menudo en la espalda. La detección de fracturas pequeñas puede ser indicio de osteoporosis. Las técnicas diagnósticas son las mismas que se usan en mujeres.

El National Health and Nutrition Examination Survey encontró que solo un 1% de los hombres con más de 65 años notificó tener osteoporosis, aun cuando el 2% de hombres en este rango de edad ha sufrido fracturas de cadera. Así que incluso los hombres con un historial de fracturas desconocen o no quieren admitir que padecen osteoporosis. Por el contrario, el 11% de mujeres dijo padecer osteoporosis, más del 6% de ellas con historial de fracturas. La mujeres parecen estar más dispuestas a reconocerse a sí mismas y a los demás que padecen osteoporosis. Esto puede deberse a un mal entendido orgullo masculino o a una verdadera falta de comprensión de que la osteoporosis también puede afectar a los varones. Además parece que en cerca de la mitad de los casos en hombres se trata de osteoporosis secundaria, con una causa obvia como los corticosteroides. La osteoporosis secundaria es más común en hombres que en mujeres.

La definición estándar de osteoporosis se basa en la desviación de la media estadística de la densidad ósea. Esto puede plantear un problema en lo que respecta a la osteoporosis en los hombres, ya que los valores de densitometría ósea no están tan bien definidos para los hombres como lo están para las mujeres. En los adultos jóvenes existe un dimorfismo sexual respecto a los huesos. La medición de la densidad mineral ósea es muy útil para la predicción de fracturas en hombres, aun cuando ellos tienen menor riesgo de sufrir fracturas que las mujeres con cualquier puntuación de densidad ósea.  La Organización mundial de la Salud (OMS), recomienda el uso de la misma clasificación de BMD (2.5 desviaciones estándar por debajo de lo que es considerado osteoporosis, y 1.0 y 2.5 desviaciones estándar por debajo de lo que se considera osteopenia). Los médicos ponen menos atención en la osteopenia en hombres que en mujeres, y les prescriben menos bifosfonatos para tratarla.

Los hombres adultos jóvenes tienden a fracturarse los huesos más a menudo que las mujeres, porque ellos son por lo general más activos. Entre adultos mayores, las fracturas son más comunes en las mujeres, porque la osteoporosis es más común en ellas. Sin embargo, cabe señalar que cuando los hombres mayores sufren fracturas de cadera, estas pueden conducirlos a la muerte con más frecuencia que a las mujeres (tanto la morbilidad como mortalidad subsecuente a fracturas son más altas en hombres que en mujeres de la misma edad). Cuando los hombres sufren una fractura en los huesos de la muñeca, hay mayor probabilidad de que sea seguida por una fractura de cadera o de columna que en mujeres con el mismo tipo de fractura en la muñeca.

¿Deben los hombres realizarse tests de densitometría mineral ósea aun cuando no hayan padecido fracturas? Las autoridades difieren sobre esta cuestión. El Preventive Services Task Force de los EEUU (gobierno federal) dice que los exámenes de rutina no son necesarios si los hombres no muestran signos de riesgo. El Servicio Nacional de Osteoporosis (NOF), la Sociedad Internacional de Densitometría Clínica (ISCD), y la Sociedad de Endocrinología recomiendan el test de BMD para todos los hombres mayores de 70 años, y en hombres entre los 50 y 70 años que tengan factores de riesgo. Los síntomas o indicadores obvios que sugieren osteoporosis incluyen disminución en la altura (más de una pulgada), varias fracturas debidas a traumas leves, y osteopenia visible demostrada con rayos X. La terapia a largo plazo con glucorticoides (GC) es conocida por inducir osteoporosis. Se debe chequear a las personas que padecen hiperparatiroidismo ya que con frecuencia estos dos desórdenes están correlacionados.

La evaluación inicial incluye exámenes de orina y de sangre para descartar enfermedades de los riñones o del hígado, un conteo sanguíneo completo, testosterona sérica, calcio, fosfatasa alcalina y 25.hydroxivitamina D (calcidiol).

Una de las razones por la que los hombres (y sus médicos) necesitan tener cuidado es que el rango de mortalidad para los hombres que padecen fracturas (de cadera y vertebras) es más alta en hombres que en mujeres.

Tratamiento de los hombres con osteoporosis

El tratamiento para los hombres es muy parecido al de las mujeres: bifosfonatos, que son considerados el tratamiento de primera línea. A los hombres se les administra a veces una terapia de reemplazo de testosterona, aunque los resultados para detener la osteoporosis con este método han sido decepcionantes. Los andrógenos (que incluyen a la testosterona) detienen la pérdida de hueso esponjoso. Puede sonar paradójico, pero el medicamento pamidronato y el ácido zoledrónico, que son administrados como parte de la terapia de privación de andrógenos, tienen como efecto secundario la prevención de la pérdida de tejido óseo.

Temas relacionados: Osteoporosis juvenil

Algunos mitos sobre la osteoporosis

Fuentes de información para esta página: National Health Service of Scotland, National Osteoporosis Foundation, National Library of Medicine, MedPageToday, NIH Osteoporosis and Related Bone Diseases National Resource Center

boneporosis logo

Realidades de la osteoporosis

1) Los huesos débiles y los huesos delgados tienen más facilidad para fracturarse.

2) Los huesos se debilitan con la edad. Esto se puede combatir con ejercicio físico.

3) Las pruebas de densidad ósea son rápidas e indoloras. Siga las recomendaciones de su médico.

4) Tanto hombres como mujeres pueden sufrir osteoporosis

5) Es una enfermedad silenciosa y no se percibe hasta que se hace una prueba o hay una fractura

Get in Touch

  • Phone:
    (512) 394 4590
  • Email:
    info - at - statinanswers.com
  • Address:
    Latina Health Project< br /> 2400 Cedar Bend Dr, Suite 400
    Austin, TX 78758